El complot que intentó armar Dina Boluarte para bloquear investigaciones contra ella y su hermano



Nicanor Boluarte fue capturado el último 10 de mayo. El auto de su detención preliminar judicial, dispuesto por el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, da cuenta del complot que Dina Boluarte armó para obstaculizar las investigaciones en su contra, por el caso Rolex, y contra su hermano Nicanor Boluarte, por el presunto tráfico de influencias.

Para la confabulación, la presidenta contó con el apoyo de su abogado Mateo Castañeda, quien contactó con el exministro de Interior Carlos Morán para lograr acceder al suspendido exjefe de la Diviac Harvey Colchado.

El nexo entre Mateo Castañeda y Harvey Colchado

El expediente de la Fiscalía indica que Mateo Castañeda recurrió a Carlos Morán, exministro del Interior y mentor de Colchado, para solicitar que los relacione.

Al conocer el requerimiento, Colchado se comunicó con la fiscal Marita Barreto y pasó a ser un agente encubierto. Se le designó el seudónimo ‘René’ en referencia a un nombre encubierto que tuvo cuando realizó trabajos de inteligencia relacionados con Sendero Luminoso.

Una vez que ya contaba con la venia de la fiscal Barreto, Colchado se reunió con Carlos Morán y Mateo Castañeda el 14 de marzo en el restaurante Pescados Capitales. Sobre esto, se presentan, en el referido expediente, grabaciones, chats y la copia de la factura de pago del almuerzo a nombre del estudio Castañeda y Menacho.

Después de esto, el 25 de marzo, Colchado recibió una llamada de Morán donde este le pedía confirmar su apoyo a la jefa de Estado. Morán se encontraba junto a Castañeda y la presidenta en el estudio jurídico del primero. De esta forma, Dina Boluarte pudo escuchar que el entonces jefe de la Diviac los apoyaba. Ese día, Colchado les aseguró que les brindaría toda información que tuviera.

PUEDES VER: Callao: autoridades bajo sospecha de corrupción

“Vamos a allanar la casa de la número 1”

El 29 de marzo, Colchado debía allanar la cada de la mandataria y, a fin de continuar con su supuesto respaldo hacia ella, le envió un mensaje de WhatsApp a Morán diciendo “contésteme urgente”. Al no obtener respuesta, continuó: “Vamos a allanar la casa de la número 1. Llámeme urgente”. Sin embargo, en ninguna de las dos ocasiones, Morán contestó. Así lo habían acordado. El único objetivo de dichos avisos era dejar constancia a Castañeda y Boluarte de su supuesta colaboración.

Después del allanamiento de la casa de la mandataria, Castañeda llamó a Harvey Colchado y le dijo que debía encontrar a un suboficial a quien atribuirle dicha acción, pues la jefa de Estado estaba muy molesta. Colchado no lo sabía, pero muy pronto llegaría su destitución.

PUEDES VER: Mateo Castañeda confirmó reunión con Harvey Colchado: abogado de Dina Boluarte dice que fue “una emboscada”

El 11 de abril, fecha de su cumpleaños, subió una foto de una torta que referenciaba el allanamiento a la casa de Dina Boluarte. Esto bastó para que la Inspectoría General de la Policía lo acusara de la presunta comisión de una falta muy grave y, por tal motivo, lo separó de manera indefinida de su cargo, mientras duren las investigaciones.

La forma en la que Colchado obtendría el “perdón” de la presidenta

La comunicación entre Castañeda y Colchado no acabó con la destitución de este último, sino que siguió días después. El 26 de abril, el abogado de la presidenta que Colchado consiguiera información comprometedora contra el fiscal de la nación (i) Juan Carlos Villena y contra su adjunto, el fiscal Hernán Wilfredo Mendoza Salvador. 

A cambio de ello, se le concedería el “perdón” y no lo mandarían al retiro en diciembre.



Source link

What do you think?

Written by admin

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Mateo Castañeda tildó de orquestadas las imputaciones de la Fiscalía en su contra por caso Los waykis en la sombra

Estos son los países con mayor riesgo de sequía en Latinoamérica este 2024